Blogia
Polemizando

Planes versus necesidades

Se retuvo en mis oídos la respuesta del campesino  Vicente Quintana de Cifuentes ante mi pregunta sobre la ansiedad reinante con los altos precios de los productos agrícolas: “Hay que sembrar, sembrar y sembrar y después atender, atender y atender”, me dijo enfático y sus palabras llevan el cuño de su admirable finca. Pero hurguemos en algunas cifras. Si en los primeros cinco meses del año se sembraron en Villa Clara más de 33 mil hectáreas de cultivos varios para el 107 por ciento del plan. Si en ese período los planes de producción se cumplieron al 115 por ciento con más de 160 mil toneladas, volumen que no se refleja en los Mercados Estatales, y los precios por todas partes son insoportables, resulta fácil llegar a la conclusión de que esos planes están bien alejados de las necesidades,  y de que la tan polémica demanda,  es verdaderamente una fantasía para usar un adjetivo delicado. Todos los planes con excepción de la papa y el frijol han sido ampliamente superados. ¿Pero que le puede decir a los consumidores que estén sobrecumplidos los planes de malanga y yuca que venden los carretilleros pero se han visto bien poco en los mercados estatales, o que los frutales estén al 160 por ciento?. Los cítricos están al 147 por ciento. Les recuerdo que cítrico es naranja, limón, toronja, lima, mandarina. Un plan bien hecho no debe alejarse mucho del pronóstico, como regla puede incumplirse o superarse ligeramente, pero no llegar al 400 por ciento como el ñame. Ya es previsible el déficit en la entrega de mango a la industria pero no es poco el volumen vendido a oferta y demanda, algo tan ciego y obtuso que ni siquiera se sensibiliza con la compota de los niños.   Se han plantado apenas 4459 hectáreas de yuca, o sea menos de 340 caballerías,  porque hasta las dichosas hectáreas pudieran hacer creer que es mucho pero en Villa Clara se plantaban años atrás entre 700 y 800 caballerías.  Comparto el criterio de que hay que sembrar más y atender mejor los cultivos, pero sin tolerar que se desvíe la producción hacia quienes solo les interesa engrosar sus bolsillos a costa de los ansiosos consumidores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres