Blogia
Polemizando

El lineamiento 173 y los subsidios

El lineamiento 173 aprobado por el sexto congreso del Partido que establece compensar a las personas necesitadas prueba por si solo la esencia justiciera de  nuestro sistema que ha dado la posibilidad real a miles de familias de menos ingresos de construir un hogar decente donde vivir. El dinero para esos subsidios sale del precio muy por encima del costo a que debemos pagar los demás,  los materiales de la construcción ofertados por  el comercio interior. Somos muchos los que contribuimos y a todos nos compete que los Consejos de la Administración  cumplan su parte con exquisitez, no hay espacio para la rapidez y la superficialidad. En la reciente sesión del parlamento se reconocieron violaciones como el otorgamiento de este beneficio a quienes no tienen problemas de vivienda. Esa violación es mucho más grave que demorarse en el otorgamiento y ningún error puede achacarse a falta de capacitación, que no ha faltado. El tema fue objeto de análisis en la última sesión ordinaria de la asamblea provincial del Poder Popular. Un total de 2 mil 665 familias villaclareñas  recibieron dichos subsidios durante el primer semestre por un monto global de 80 millones de pesos. Ahora bien, en el período solo se concluyeron 259 obras, que es a fin de cuentas lo substancial, porque dinero y materiales no llegan juntos. Estos subsidios se otorgan para asegurar lo elemental para vivir, la llamada célula básica habitacional, o sea no son para construir mansiones ni agrandar viviendas.  Es muy importante asegurar la calidad de los expedientes y la profundidad de los análisis para que el subsidio llegue verdaderamente a los más necesitados. Que nadie pueda estar hablando en el barrio que si a fulanito  se lo dieron y recibe remesas todos los meses o Mengana está en peor situación y se lo  dieron a Esperancejo.  Muy importante es la labor del grupo de trabajo para la revisión de los expedientes del Consejo de la Administración Provincial, que debe controlar las prioridades en el otorgamiento. En algunos municipios hubo que revocar acuerdos por no respetar los montos establecidos, y otras irregularidades de carácter técnico por lo cual se adoptaron medidas administrativas con los cuadros implicados. También debe preocupar que la  inmensa mayoría  de los subsidios se otorguen para construir en las ciudades y no en el campo que es donde mas se necesita fijar fuerza de trabajo, por un problema que es subjetivo: la legalidad de las viviendas rurales. Al reflexionar sobre una materia tan sensible como la entrega de subsidios, viene a mi mente una idea de Fidel “Cuando creamos que el trabajo es bueno hay que luchar por hacerlo perfecto”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres