Blogia
Polemizando

En Cuba nada sobra, sin embargo se derrocha.

 

 

Ya sabemos que en Cuba nada sobra pero difícilmente encontremos más derroche en otra latitud. Revise solo mentalmente eso que llamamos deshechos sólidos y comprobará que casi todo es reciclable. Y no es que no se le haya dado importancia, hasta el consejo de ministros ha discutido el tema pero donde no somos eficientes ni ágiles los cubanos es en la implementación de algunas políticas que se aprueban. Cuando era menos necesario, por los años 70 y 80 del siglo anterior, en cualquier bodega te compraban las botellas vacías. Ahora que solo venden seis productos normados no te la compran. Ni en el rescate de materias primas, ni en otras ramas creo que todo pueda resolverse dejándolo en manos de los particulares. En tiempos en que los salarios de la mayoría no alcanzan, mas que donar, la familia necesita vender todo aquello que ya no necesita y no veo fórmula mejor para lograr el reciclaje que poner a funcionar puntos de compra cercanos al hogar, donde el ciudadano pueda llevar de todo y que se lo compren a un precio adecuado, desde los envases de medicamentos, hasta los periódicos que ya leyó, cajas de cartón, files de huevos, o libros que nadie compra, a pesar de la escasez y precio del papel que sale de los árboles. Desde viejos neumáticos hasta ropa usada, frascos de vidrio o latas de cerveza. Debiera existir precio y mercado hasta para los escombros, que triturados se convierten nuevamente en material de construcción. ¡Cuanta chatarra necesaria hemos botado por no tener una vía expedita para venderla!. Si nos compraran a precio justo todo lo que ya no necesitamos, desaparecerían hasta los llamados buzos, que duelen y contaminan. Diría incluso que con menos tanques estarían más limpias las ciudades. Pero es importante que desaparezca la mentalidad de despreciar lo viejo, de que solo tiene valor el nuevo refrigerador y no el usado, y fomentar la mentalidad de recuperar todo lo que sea recuperable. Quizás la junta de su Haier solo necesite de nuevos imanes porque se conserva intacta, pero aunque nadie niega los tropiezos de nuestra economía, hay que seguir esperando hoy por juntas nuevas que no aparecen. Nada sobra en nuestro país, incluso ni los deshechos líquidos que llamamos sancocho. Hay que recuperarlo todo. Quien tenga una propuesta mejor, que la exprese, pero por favor, QUE se implemente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Dunnia -

Saludos, interesante artículo. Puedes interactuar con nosotros en http://cubaxdentro.wordpress.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres