Blogia
Polemizando

¿Y que se hizo la carne de cerdo?

¿Y que se hizo la carne de cerdo?


¿Que pasa con la carne de cerdo, porqué se ha perdido de los mercados estatales?, me preguntan constantemente como si fuera tan fácil responder la pregunta. No puedo hacer como Prometeo que le robó el fuego a Zeus y se lo entregó a los mortales aunque su noble gesto le costara ser encadenado para que un águila le devorara las entrañas. Solo puedo decir lo que mi moderada experiencia me hace creer, la carne se comienza perder de los mercados a partir de la decisión de autorizar su venta por todas partes a los denominados precios de oferta y demanda. Pero quien no ve carne de cerdo en los mercados, carga enseguida contra la agricultura y la empresa porcina, aunque cumpla sus planes. Existe la  llamada producción propia, que es la suma de la estatal y la procedente de los convenios, estos últimos con serios déficit en el suministro del pienso comprometido, y que se salva a partir de la siembra de alimentos por los productores. De esa carne el mayor volumen es de balance nacional, y no tengo que explicar lo que eso significa. Para los mercados estatales quedaría la que sea capaz de comprarse en la provincia a precios diferenciados. Pero ese precio diferenciado es muy inferior al que pagan los particulares a 14 y 15 pesos la libra en pie, lujo que se pueden dar y pagar al contado  por los altísimos precios a que la ofertan y no bajan ni un centavo, lo mismo en Manicaragua que en Placetas que es el mayor productor del país, aunque en materia de consumo les reporte muy poco. Entonces ¿que pasa?, que nadie quiere contratar ese cerdo de traspatio o de cría particular con alimento propio para venderlo más barato y tener que esperar después por el cheque, cuando hay otros autorizados que lo pagan al momento y a mucho mejor precio. Esa es la verdad, en el lenguaje claro que se aprende en el ámbito rural. ¿Cual es la solución? . Quizás aburra a quienes no comparten mi criterio o no discrepan, a pesar de la constante solicitud del compañero Raúl, pero ese problema se resuelve y no solamente en el caso de la carne de cerdo con la aplicación de precios topados para todo tipo de vendedores. Claro que los particulares no podrán pagarla entonces a 14 o 15 pesos en pie, claro que ganarán un poco menos los mercaderes de la carne, pero son inmensa mayoría las personas que respirarán agradecidas al volver a tener acceso, aunque fuese una vez al mes, a la proteína animal por excelencia de la familia cubana.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres