Blogia
Polemizando

Seguiremos rebeldes

Seguiremos rebeldes

 

Nace un año nuevo tras el feliz embriague por el fin de uno que se fue cargado de tensiones en el ámbito externo con guerras de conquistas y el peligro latente en el ambiente. En lo interno fue duro económicamente, pero el último día del viejo año y el primero del nuevo no faltaron los festejos cargados de la eterna solidaridad familiar y la confianza en que los pasos dados en el 2011 se irán consolidando para ir barriendo poco a poco la escasez y los precios agobiantes para salarios deprimidos. Disfruté del cerdo copioso junto a la finca en que nací y me extasié contemplando la hermosísima vega de tabaco que allí crece acariciada por las celosas manos de Chichi Yánez como un símbolo de que si podemos convertir las excepciones en regla.  Pero “no nos engañemos pensando que en lo adelante todo será fácil” como nos advirtió Fidel aquel 8 de enero tras descender con la victoria de las montañas rebeldes. Lo importante es que seguimos siendo rebeldes y no claudicaremos jamás, ahora con bríos renovados para perfeccionar la patria nueva que ha marchado invicta a pesar de los tropiezos durante más de 50 años. Enfrentamos el 2012  con el oxígeno de haber superado prohibiciones absurdas, y otras medidas vendrán aunque requieran del análisis pausado para no poner en peligro la obra grande. También vendrán las correcciones al tiro cuando el punto del colimador no enfoque bien el blanco que debemos destruir. Todos contra la corrupción no será una consigna sino esencia sistemática de nuestra lucha porque ese es un enemigo implacable que pretende corroernos calladamente hasta derrumbar los cimientos del gran edificio construido por varias generaciones de cubanos. El 2012 será también de lucha y de trabajo, no hay porqué negarlo. Pero como el sudor compartido ahorra energía tendremos que ir cerrando el camino a los que buscan la buena vida sin doblar la espalda  o roban sus bienes al pueblo lo mismo con normal vestimenta que con el cuello blanco. Este será un año dedicado a continuar desarrollando las fuerzas productivas, y para lograrlo necesitamos invertir la metáfora con la que sintetiza los problemas el incansable campesino y amigo de Báez  Guillermito Oliver. “Hay muchas personas haciendo nudos y muy pocas zafándolos”. Denunciar los nudos y juntarnos todos para desatarlos, debe ser un compromiso de honor de cada revolucionario cubano para el 2012. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres