Blogia
Polemizando

BAJAR A LA BASE NO, SUBIR A LA CIMA.

BAJAR A LA BASE NO, SUBIR A LA CIMA.

 

 

¡Algunos hablan de la necesidad de bajar a la base, yo diría que visitar obreros y campesinos y escucharlos es subir a la cima! ¡Cuanto se aprende!.

Relataré mi breve crónica del viaje por un municipio. En la primera cooperativa su presidente es dinámico, de ideas claras y lengua filosa, acostumbrado a decir verdades sin adornos. Que bueno que el presidente sea profesional, pensé. Allí vi  un eficiente uso de la tierra colectiva con sus trabajadores motivados, que tiene desde toros en ceba hasta gallinas. Supe también sin embargo que no posee punto de venta y que a la máquina forrajera recién importada se le mella la cuchilla en poco tiempo y vino sin ninguna de repuesto. Conocí a dos vegueros extraordinarios que todavía no sabían donde iban a sembrar el tabaco la próxima campaña. Conocí también el caso de Reinaldo Arteaga, a quien multaron por no haber sembrado un tabaco que no estaba contratado, lleva cinco años como vanguardia nacional y aportó 14 mil litros de leche y más de 400 quintales de comida. Constaté que no se ha engrasado el mecanismo para recoger los huevos. Conocí a un excelente y alegre ganadero que casi duplica el acopio de leche de un año a otro porque tiene comida para sus vacas y se preñan todas. Vi con mis ojos el hermoso rebaño de chivas de Zenón, un profesor devenido, extraordinario productor. Y estuve en la cooperativa que más frijoles aportó en Villa Clara para sustituir importaciones  y el propio presidente me dijo que se hubiera aportado mucho más si el pago fuera rápido como se hace con el sistema Bandec.  ¡Que cosas tiene la vida!, yo que pensaba unas horas antes que todos los presidentes de cooperativas debieran ser profesionales y este no lo es. Es dueño de tierras, y tiene mucha moral ante sus campesinos. Fue el primero en entregar 92 quintales de frijoles.  Recordé la gran verdad de Einstein, que todo es relativo. Cada enfermedad lleva su medicina, e incluso en ocasiones, la misma enfermedad reclama medicamento diferente en dependencia del paciente. No es ningún descubrimiento, se trata apenas de aplicar la brillante síntesis de Fidel: “Cambiar lo que debe ser cambiado”. Lo que funcione bien, lo que tenga resultados, hablemos de hombres o de estructuras, no se debe tocar.  ¡Que manera de aprender cosas en un viaje de apenas ocho horas. En las reuniones también aprendo, pero mucho menos!.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres