Blogia
Polemizando

REFORESTAR EN VILLA CLARA ES UNA NECESIDAD.

REFORESTAR EN VILLA CLARA ES UNA NECESIDAD.


La cruda autocrítica del sexto congreso del Partido es una línea de trabajo para todos, porque estamos acostumbrados a decir iQue bueno estuvo el informe! como si los problemas fueran de los demás y cada revolucionario tiene el deber de mirarse por dentro para rectificar. En materia de reforestación se han cometido serios errores. Recuerdo desde niño el hacha alegre para talar árboles, no quedó guásima sin convertirse en leña. Y si lo sembrado no se cuida bien, se pierde el esfuerzo y los recursos. Un bosque no es un monte y como a nadie se le ocurre sembrar yuca, frijoles o arroz y no atenderlo, tampoco se puede permitir que en un área reforestada, entren como pedro por su casa las vacas, chivos o carneros y hasta los ladrones de madera.  La más alta dirección del país le ha concedido prioridad durante muchos años a esta actividad estratégica, pero los resultados al menos en Villa Clara, una de las provincias más deforestadas de Cuba, no se corresponden con esa prioridad. De lo contrario no estuviéramos todavía después de tantos millones de posturas reportadas como sembradas en los últimos 20 años, buscando cujes o madera para las casas de tabaco en otras provincias.  En mi natal Manicaragua prácticamente no quedan ríos,  en Ranchuelo tendrán que importar oxígeno para respirar. Y como he reportado plenarias en estos años, con indicaciones bien precisas sobre la necesidad de reforestar las cuencas hidrográficas, para que ningún embalse siga tragándose los suelos. El cambio climático no es una quimera, ya nadie sabe ni cuando comienza en realidad la primavera. El programa de reforestación debe hacerse desde la base a partir de una meditación profunda sobre lo que necesitamos sembrar en cada lugar y proteger lo sembrado. Y no solo eucalipto, casuarina o acacia, rescatar algunas maderas preciosas en peligro de extinción y cuidarlas como la niña de los ojos. Que los campos vuelvan a llenarse de frutales aprovechando la entrega de tierras en usufructo. Que si Ranchuelo es el municipio más deforestado, no perdamos tiempo en explicar las causas y se siembre allí más que en ningún otro. Que pensemos no en cumplir planes para  alegrar a nadie, sino en hacer cada cual lo que le toca para salvar el ecosistema, para dejarle un país mejor también en esta materia a las nuevas generaciones. Y hay que dignificar integralmente, levantar la autoestima,  del trabajador forestal, cuya labor es estratégica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres