Blogia
Polemizando

Lo que el Che me trasmitió este primero de mayo

Hay algo de místico en los grandes hombres de la historia. Solo ello podría explicar esa interacción que surge espontánea con el Che, al desfilar cada primero de mayo frente a su monumental estatua. He vivido tan intensos momentos en esa plaza que me sorprende cada nueva sacudida. Es que ese Complejo Monumental lo vimos nacer piedra a piedra de las manos del pueblo hasta convertirse en el impar emblema de nuestra ciudad. Allí hemos vivido momentos de euforia y de recogimiento. Nunca vi mayor entusiasmo en el rostro de miles de villaclareños que el 30 de septiembre de 1996 en que Fidel nos conmovió con su reconocimiento después de la prolongada espera. Jamás disfruté de un acto más solemne y apasionante que al recibir el destacamento del guerrillero heroico procedente de Bolivia para fortalecer nuestras fuerzas en tiempos de peligro. ¡Como podría olvidar el acto por el 26 de julio del 2000, cuando pude estar allí cerca de Fidel, gracias a la bondad de Miguel Díaz Canel, cumplidor sin mácula de la palabra empeñada!. Nunca vi tanta angustia en los rostros como aquel 20 de octubre del traspié lamentable, y el gigante,  aún en tales circunstancias,  no dejó de trasmitirnos la confianza con su vibrante frase “Estoy entero”. Perdurará en mi memoria el Aló presidente que otro gigante de América hizo aquí para rendirle tributo al hombre que nos inculcó luchar “hasta la victoria siempre”.  Y aún con tantas emociones vividas en estos años, el desfile de este primero de mayo, volvió a conmoverme. Al pasar frente a la tribuna solo tuve ojos para la estatua del Che. Me trasmitió el orgullo que sentía al ver a su pueblo, incansable, por largo y escabroso que resulte el camino, con plena conciencia de que ahora mismo se está jugando su futuro. Y sentí además su franqueza legendaria, al pensar que nos retaba a cumplir la más ardua tarea: la que resulta más incómoda que repetir una consigna, la que exige mezclar sudor e inteligencia para que nuestro socialismo pueda ser verdaderamente sostenible y próspero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Paul Rossell -

Compañero, hermoso texto que me hace recordar mi aventurera visita al bastión anti-imperialista y del socialismo en nuestramerica como lo es Cuba, precisamente un Primero de Mayo del año pasado; marchar con la clase obrera cubana y su pueblo trabajador en general, es algo que perdurará en mi mente hasta el final de mis dias. Desde Venezuela, cuna de Bolivar y Chavez le envio un saludo. Hasta luego camarada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres