Blogia
Polemizando

EL ANALFABETISMO TRIBUTARIO Y EL PAPEL DE CONTROLADOR FISCAL.

EL ANALFABETISMO TRIBUTARIO Y EL PAPEL DE CONTROLADOR FISCAL. No ocultó nuestro gobierno el analfabetismo existente en materia tributaria al comenzar a extender el trabajo por cuenta propia como parte de la actualización de nuestro modelo económico. Ya se van dando pasos para adecuar la legislación como hemos comprobado durante los últimos días y el camino será ese, el del constante aprendizaje, flexibilización y perfeccionamiento. No es el cuentapropismo una vara mágica que resolverá todos los problemas, lo principal es incrementar los niveles productivos con eficiencia. Y su misión no es solo recaudar impuestos y ser fuente de empleo, sino, y diría que en primer lugar, resolver los problemas que afectan a la población, por lo cual no se puede obviar el tema de los precios y tarifas. Una misión insustituible corresponde a los controladores fiscales para asegurar la justa contribución de cada cual, saber la verdadera ganancia que reporta cada actividad y cobrar en correspondencia. Si se reducen los impuestos a pagar, lo justo sería disminuir los precios o tarifas, pero siéntese a esperar que lo hagan de manera espontánea. Ya lo hemos comprobado en la rama agropecuaria. El papel regulador del estado nadie lo puede suplir a mi modo de ver. Y no hablo de todo por supuesto sino de algunos bienes o servicios imprescindibles como el transporte. Conozco trabajadores por cuenta propia que han cobrado más de mil pesos por un trabajo realizado en horas, y tributan menos al fisco que un barbero que solo usa sus tijeras y esfuerzo. Miren si el control fiscal es importante que si hay descuido pagan el tributo como desmochadores de palmas los que venden dólares ilegalmente. El controlador fiscal con solo entrevistar a algunos clientes podría tener una noción de las ganancias reales de cada cual y acercaría más a la realidad la declaración jurada. Tendremos que superar paulatinamente el facilismo de determinados impuestos fijos y reconsiderar algunas labores, cuando la vida demuestre que no funcionan bien o generan más dificultades que soluciones. O sea no ver nada como perfecto. Los consejos de la administración deben usar sus prerrogativas para estimular o desestimular determinadas actividades de acuerdo a las necesidades de cada territorio. La política impositiva trazada es justa, que contribuya más quien gane más. No necesitamos nuevos ricos, sino más empleo, más y mejores bienes y servicios y solucionar problemas sociales a partir del pago de los contribuyentes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres