Blogia
Polemizando

VALE TODO. BIENVENIDO EL AVION GASTRONOMICO A SANTA CLARA PERO…………..

VALE TODO. BIENVENIDO EL AVION GASTRONOMICO A SANTA CLARA  PERO…………..

 

Tuve una polémica al pie del avión que aterrizó hace algunas semanas en áreas aledañas al estadio Sandino en Santa Clara, aunque no estoy seguro de de que mis argumentos hayan convencido a mi oponente. Pero me incomoda pensar que me incluyan en el bando de los criticones que lo cuestionan todo.

 Me dice el hombre en cuestión , que para que hacía falta ese avión, cuando lo que sobra en Santa Clara son  unidades gastronómicas estatales, y en no pocas la oferta, precios, y calidad del servicio dejan mucho que desear. Que ahora conllevará más gasto de energía eléctrica porque hay que ponerle aire acondicionado y gastar salarios en custodios cuando lo que necesitamos es mejorar el servicio en todos los centros  y hacerle competencia al floreciente cuentapropismo.

Fue una ráfaga de criterios tajantes.

-“No se acongoje, amigo”, comencé, como para ir acomodando el pensamiento. - El avión significa velocidad, o sea agilidad en el servicio, si lo llevamos al mundo gastronómico. Entonces, allí si que no se admitirá que te miren  con cara de pocos amigos, se demoren en hacerte el pedido, y traerte lo solicitado. Con el tiempo ese avión será algo así como el símbolo de lo que queremos, de lo que debiera ser, la unidad de referencia, como dicen en la agricultura urbana, y se tratará de extender la buena experiencia después al resto de las unidades. Hay que cambiar el disco duro y ver la parte buena de las cosas. Por ejemplo, usted no ha pasado por la Casa del Gobernador. Ahora es un Restaurante, de lujo, o sea para los que se puedan  dar el lujo, como será el señero acto inolvidable de comer dentro de un avión sin volar, o de gastar por ejemplo,  decenas y decenas de CUC en algunos objetos de lujo que se venden actualmente en las Shoping. Hay gente para todo, incluyendo aquellas que tienen ingresos suficientes para hacerlo y mentalidad derrochadora para gastar dinero en bisuterías que cuestan un ojo de la cara.

 Pero como mismo están surgiendo restaurantes de lujo, no dudo que empiecen a resurgir aquellas fondas que existían hace algunos años, todavía recuerdo cuando almorcé con gran apetito en la de Guinía de Miranda siendo niño, porque nosotros, los jubilados y periodistas, entre otros, también necesitamos centros con ofertas bien humildes.

En fin, que si ese avión sirve para cambiar la actual mentalidad gastronómica a la velocidad que volaba antes de aterrizar en áreas del Sandino, yo creo que debemos dar la bienvenida a la exótica aeronave.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres